¿Por qué existen prejuicios que relacionan las criptomonedas con el terrorismo?

Escrito por Davies en / Tiempo de lectura: 5 minutes.

¿Por qué existen prejuicios que relacionan las criptomonedas con el terrorismo?

Hay quien cree que el vínculo entre las criptomonedas y el terrorismo está más vivo que nunca. Pensar que las criptomonedas son un blanco fácil para financiar acciones ilícitas no es más que el reflejo de una realidad que está a punto de combatirse. No vamos a negar lo evidente, pero tampoco podemos juzgar todo un ecosistema porque determinadas personas lo utilicen con otros fines. Ya te pusimos en alguna ocasión el ejemplo de los dólares y la financiación de las bombas nucleares. ¿Cuántas personas han dejado de utilizarlos por ello?

Además, Bloomberg creó recientemente una infografía interactiva que destaca las estafas financieras más importantes en la última década. En la cima está Danske Bank, además de JP Morgan Chase, City Group, ING, HSBC, Commerzbank, Deutsche Bank, Danske Bank, Standard Chartered, Commonwealth Bank of Australia, 1MDB, y otros. La lista no tenía nada relacionado con las criptomonedas y ascendía a una cuantía de 2 BILLONES al año, es decir, 44.444 veces la cuantía ilegal de lavado en Bitcoins

Sin embargo, nuestro objetivo no es echar tierra, sino quitarla. Pese a sus 10 años de experiencia, las criptomonedas siguen en continuo desarrollo y cientos de profesionales trabajan cada día para convertirlas en un sistema 100% seguro.

Siendo objetivos

Día a día, los profesionales de estas criptodivisas tratan de demostrar que no tienen por qué estar relacionadas con actividades ilegales, pero tampoco niegan cuál es la realidad. Nuestra objetividad nos lleva a profundizar en las razones por las que, parte de la sociedad, especialmente aquella que se muestra reticente a su uso, las relaciona estrechamente con el terrorismo:

  • Algunos criminales aprovechan el anonimato de algunas monedas virtuales para lavar el dinero o financiar el terrorismo.
  • Ciertos grupos terroristas han encontrado una oportunidad para realizar transacciones no identificables o de difícil rastreo.
  • El Estado Islámico parece haber perdido fuerza, de manera que ya no se vale únicamente de los ingresos del petróleo. Han visto en las criptodivisas “una fuente de ingresos alternativa”, tal y como explica Cripto Tendencia.
  • Un ejemplo de todo esto es el aportado por el propio portal: “El caso Zoobia Shahnaz, de 27 años, que se declaró culpable ante una corte federal de Nueva York por apoyar financieramente al grupo terrorista del Estado Islámico utilizando Bitcoin”.

Como consecuencia, la Unión Europea insistió el pasado año en incluir nuevas medidas contra el uso de criptomonedas para el blanqueo de capitales y otro tipo de actividades. Nuestra pregunta hoy es la siguiente: ¿por qué enfocarnos en limitar el uso de criptomonedas y no en mejorar su seguridad?

¿Cómo abordamos el problema?

De acuerdo con la pregunta anterior, creemos que el refuerzo de la seguridad es el punto de vista más sabio para abordar el problema. Desde DAVIES apostamos por el trabajo activo con las autoridades y con modelos mixtos de registro e identificación. A nadie le cabe duda de que se ha convertido en un sistema revolucionario que asusta al sistema financiero tradicional. Es vital que este miedo se funde en la competencia por la prestación de servicios y no por el peligro de sus actores.

Creemos que este sistema de pago otorga unas ventajas innegables. Más del 30% de la población mundial no posee una cuenta bancaria. Quizás, para ti, que vives en un país desarrollado, tenerla sea tan simple como el acto de beber agua. Sin embargo, para los países en vías de desarrollo, como Colombia, más del 73% de la población vive sin acceso a recursos bancarios, unas cifras que crecen aún más si establecemos una línea divisoria entre hombres y mujeres.

DAVIES puede convertirse en tu propio banco, nadie más que tú tiene el poder sobre tu dinero, y basta con tener un smartphone y conexión a internet para comenzar a realizar pagos instantáneos a un bajo coste o realizar préstamos entre particulares en cualquier momento y lugar.

Refuerzo de la seguridad en criptomonedas

¿Has oído hablar de la tecnología blockchain? Todo un fenómeno revolucionario ¿verdad? Se ha convertido en uno de los temas de moda, y no es para menos. Hace 10 años nació bitcoin basado en esta cadena de bloques, y, desde entonces, miles de profesionales se preguntan cómo sacarle el máximo partido.

La realidad es que la alteración de la información que contiene este sistema es prácticamente imposible. Es más, una red de usuarios comprueba la veracidad de la información. Está libre de errores y su proceso es rápido. Aun así, son muchos los expertos que siguen trabajando para contar con la garantía de su transparencia y seguridad.

Tanto es así, que nuevas criptomonedas han creado su propia sociedad de respaldo. En el internet del valor no estás solo. Te acompaña un mundo pseudoanónimo, porque aunque las transacciones todavía no sean identificables, sí son rastreables. Ningún creador de criptomonedas quiere utilizar su medio como vía para actividades ilegales. Por eso, están pisando fuerte en el terreno de la seguridad.

En definitiva

Tratamos de ser objetivos con la realidad que se ha gestado. Las monedas virtuales prometen un futuro financiero sin intermediarios. No somos predicadores de la tecnología blockchain, pero confiamos en sus posibilidades y trabajamos codo con codo para seguir mejorando la seguridad de la información y de las personas. Cientos de prejuicios tildan las criptomonedas de ilícitas, pero confunden la culpabilidad. El que comete un delito o crimen es el responsable primero y último de ese desastre, independientemente de la aplicación bancaria que use para gestionar su patrimonio.

Si en la vida dejásemos de lado cada cosa criticada, cada error, o cada cabo suelto, seríamos seres perdidos en busca de una perfección que no existe. Sabemos que entre las criptomonedas y el terrorismo hay una relación. Aceptar la realidad está bien. Pero ¿por qué no decidimos mirar desde el otro lado? Desde el lado propositivo y objetivo.

Acostumbrados a escuchar críticas constantes hacia esta nueva forma de comprender el mundo financiero, pocas personas se paran a reflexionar y a darle la vuelta a la moneda.

Los problemas pueden verse de dos maneras: como el fin de una realidad, o como solución a ella. ¿Cuál eliges?