Demostrado: crece el número de usuarios de criptomonedas

Escrito por Davies en / Tiempo de lectura: 4 minutes.

Demostrado: crece el número de usuarios de criptomonedas

No estaríamos muy lejos de la realidad si habláramos de las criptomonedas como un activo con gran incertidumbre. Sin embargo, con el paso de los años, se han ido introduciendo importantes mejoras que las convierten en un sistema seguro y transparente. Por eso, hoy queremos hablarte de su crecimiento.

¿Estás preparado?

 

El reflejo de un crecimiento

Han pasado 9 años. 9 años desde que el Bitcoin se lanzó. Casi una década desde que las criptomonedas comenzaron a ocupar un lugar en la existencia. Aunque muchas entidades, organizaciones y personas del mundo no apostaban por este invento, sus ventajas hicieron que, poco a poco, se fuera extendiendo su uso. Casi una década después, los datos indican que todavía queda mucho camino por recorrer en este mundo que comenzó a construirse el 3 de enero de 2009, cuando se minó el primer bloque de Bitcoin.

El alma que alimentaba esta criptomoneda se alojaba bajo la tecnología blockchain y, desde entonces, esta cadena de bloques no ha hecho más que crecer. Se han confirmado los pronósticos más utópicos de sus impulsores e implicados. El bitcoin fue el desencadenante de un fenómeno revolucionario. Tanto, que, en los años posteriores, comenzaron a levantarse nuevas criptomonedas desarrolladas sobre las “resistentes bases de la tecnología de contabilidad distribuida”, tal y como indica el portal web CriptoNoticias.

Ripple, Ethereum, Litecoin, Tether, Cardano, Dash… Así, hasta completar las más de mil monedas virtuales existentes en el mercado. Otras, vienen en camino, y las más actualizadas ya se están abriendo paso en el interesante mundo de las criptodivisas. La cadena de bloques sigue siendo el eje principal de su transparencia y seguridad, pero cada vez son más los añadidos que traen las nuevas monedas virtuales y que la refuerzan. Sirva de ejemplo la creación de compañías para respaldar su actividad.

A lo largo de todos estos años, la sociedad ha sido testigo de este crecimiento, algo que reflejan muy bien algunos especialistas en el tema. Roger Gabriel, director y socio fundador de Bitinka, afirma que “en su casa de cambio tuvieron el año pasado un crecimiento del 300% tanto en usuarios como en ingresos”. Una cifra que, como señaló en El Comercio, “seguiría al alza con un ritmo tanto o más dinámico”.

 

Los países se muestran cada vez más receptivos al uso de criptomonedas

Hace algunos meses os contábamos las ventajas que podía tener aquella parte de la sociedad sin acceso a recursos financieros con el uso de las criptomonedas. Poníamos el ejemplo de países latinos como Colombia o Venezuela, donde “alrededor del 73% de personas vive sin acceso a servicios bancarios”.

En la línea de los países, ha sido México el primer país de la región en crear un marco legal para la utilización de criptomonedas, una alternativa que se ha creado a través de la ley Fintech. Otros, sin embargo, se han situado en una posición neutral, tal y como sucede con Costa Rica. Este país ha ido sumándose, poco a poco, al uso de las criptomonedas, y es que se brindó a las empresas “la posibilidad de pagar a sus trabajadores parte del salario con otro tipo de bienes”. Como consecuencia, algunos expertos han tenido en cuenta el uso de criptomonedas. Fue el Banco Central de este país quien “emitió un decreto en el que establecía que las criptomonedas están fuera del sistema bancario nacional”.

Nos queda mencionar a los países más reticentes. Aquellos que no han encontrado una razón lo suficientemente fuerte como para incluir el uso de criptomonedas en sus sistemas. Hablamos de países que han llegado a prohibir el uso del bitcoin, como Bolivia, y a establecer su ilegalidad en el sistema financiero, como Colombia. En la actualidad, los debates sobre el uso de criptomonedas siguen a la orden del día en muchos países de América Latina.

 

¿Hacia dónde nos dirigimos?

Pese a la cantidad de profesionales que se atreven a hacer predicciones sobre el uso de la criptomoneda, creemos que no existe una medida exacta de lo que puede ocurrir. Por eso, nos basamos en los datos del presente para hablar de una tecnología que ha llegado para quedarse.  Hemos observado cómo cada vez son más las instituciones que invierten en monedas virtuales y que las subidas y bajadas son constantes. A lo largo de este post hemos observado el crecimiento de las criptomonedas, y los datos apuntan a que este fenómeno no dejará de hacerlo en los próximos años.

La innovación de hoy es nuestro futuro.